miércoles, 2 de marzo de 2016

Algunas ideas de como relajar a tu bebé

Además del intelecto, lo que más distingue a los seres humanos por sobre otras criaturas vivientes es la capacidad de adquirir hábitos. Desde pequeños, aprendemos a seguir ciertas rutinas como comer, cepillarnos los dientes o acostarnos a una hora determinada. Estos hábitos se adquieren desde edades tempranas.
Los  bebés se acostumbran a determinadas acciones previas al descanso, como que sus padres los bañen, les den de comer y los arrullen. Pero no siempre les es fácil quedarse dormidos a la hora adecuada, y muchos tienen problemas para conciliar el sueño.
 Toda pareja debe saber qué hacer en estos casos. Aquí te ofrecemos algunos consejos para que tu criatura consiga dormir como el ángel que es.

Relajando a tu niño

Al igual que los adultos, los bebés acumulan estrés durante el día e incluso más, puesto que no conocen el mundo que les rodea y se están adaptando a estímulos y situaciones completamente desconocidas para ellos.
Una forma eficaz de conseguir que se relajen es mediante masajes suaves. Además de ser una manera de interactuar cariñosamente con el pequeño, le ayudan a relajar los músculos tensos y mejorar su respiración, el ritmo cardiaco y la digestión.
Cantarles una nana o ponerles música suave también les permite conseguir el sueño con mayor facilidad. Algunos pedíatras recomiendan la música clásica, pues ofrece sonidos dulces y variados que les desarrolla la audición. Igualmente válidas son las grabaciones de sonidos naturales como el mar, los bosques, los ríos. La música para el yoga es muy apropiada en estos casos.
También puedes contarles historias para dormir, siempre de forma amorosa y prestando atención a cómo reaccionan. Los bebés no entenderán las palabras, pero perciben el tono y la intención de tu voz.

Por último, y aunque parezca obvio, la luz de la habitación debe ser tenue y la temperatura agradable, para que así el bebé se sienta más cómodo y alcance un mayor estado de relajación antes del sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario