viernes, 29 de julio de 2016

Mascotas y bebés: una relación única

Mascotas y bebes
El nacimiento de un bebé es uno de los acontecimientos más felices en una familia. El entusiasmo por la llegada de un hermosa personita invade a todos por igual. Sin embargo, en casa ya vive alguien que puede ocasionar algunos problemas: la mascota perrito que siempre te ha hecho compañía.

No debes preocuparte. Si sabes llevar la situación, comprobarás que tener un hijo y una mascota no es un problema. Todo lo contrario: entre ellas y los bebés puede haber una relación única que toda la familia puede disfrutar.

Todo puede marchar muy bien

Para que una mascota, sobre todo si es un perro, y un bebe puedan estar junto, no puedes descuidar a ninguno de los dos. La llegada del peque suele revolucionar la casa y hacer que olvidemos todo lo demás.

Por eso, desde el primer momento debes hacerle comprender a la mascota que nunca dejaras de prestarle atención. Si no tienes esto en cuenta, puedes provocar conductas agresivas en el animal o depresión. Igual que niños pequeños, ellos se ponen celosos.

Cuando el bebé llegue a la casa, es necesario que la mascota este bien entrenada y sea capaz de obedecer cualquier orden que le des. Es fundamental que el animalito sea capaz de establecer vínculos amistosos con la familia y en particular con el bebé.

Así que debes permitir que entre en contacto con los objetos del pequeño: alguna ropita, la cuna o el coche. Además, una vez que el niño llegue a la casa debes permitir que la mascota se acerque y juegue con él, siempre bajo tu atenta mirada. No olvides que el animalito no es una amenaza. La clave está en que se sienta parte de la familia.

Puedes pedir ayuda

Si ves que las cosas entre mascota y bebé no funcionan, entonces sin duda debes acudir a un adiestrador o a un especialista entendido en comportamiento animal. Una mascota puede ser el primer y mejor amigo de tu bebé. No dejes escapar la posibilidad de establecer esta relación única.