miércoles, 17 de agosto de 2016

Dormir durante el embarazo: cómo conseguirlo

Dormir durante el embarazo

Dormir, ese acto fácil y natural, puede convertirse en un problema durante el embarazo. Las razones son diversas: bien puede ser porque los malestares usuales de la gestación, los vómitos, la acidez estomacal o los deseos de ir al baño no te dejan descansar. También puede deberse a que tus hábitos de sueño antes del embarazo no eran muy sanos y nos has sabido cambiarlos.

Esa intranquilidad que no permite que tú y tu bebito duerman como deben puede combatirse de diferentes formas. Lo primero es detectar si estás haciendo algo mal. ¿Has bebido alcohol, fumado o tomado cafeína en exceso? Estas cosas, además de ser en extremo perjudiciales para la salud del niño, son elementos que pueden retardar el sueño. Lo mismo sucede si tomas demasiada soda o comes mucho chocolate, pues también contienen cafeína y otros alcaloides que te alteran e impiden el descanso.

La acidez estomacal también puede ser un impedimento. Evita las comidas pesadas y demasiado sazonadas y verás cómo mejora tu calidad de sueño. En casos extremos puedes tomar algún anti-ácidos, sin hacerte adicta a ellos.

Mantén buenos hábitos

Toma nota: lo más importante es estar tranquila y relajarse. Uno de los primeros causantes del insomnio son las preocupaciones. Practica yoga o algún otro ejercicio de relajación, lee un poco antes, escucha música o ve algo en la televisión que no te altere te ayudará a conciliar el sueño.

Come al menos dos horas antes de dormirte y hazlo ligero. Deja los platos suculentos para el desayuno y el almuerzo. En la cena, come vegetales y pocos carbohidratos. Aunque necesitas tomar bastante agua para el embarazo, trata de disminuir las dosis al final del día. Así irás menos al baño y tu sueño se entorpecerá menos.

También puedes auxiliarte de una almohada de embarazo para ayudarte a conciliar el sueño de lado, que es la postura correcta para las mujeres embarazadas.

Pon un límite a tu horario de sueño. Nunca te acuestes pasadas las 12am, para que tu cuerpo se acostumbre a descansar a una hora fija.

No hay comentarios:

Publicar un comentario